El significado de las cartas del Tarot

Como interpretar y distribuir las cartas de tarot :

En estos tiempos actuales se puede decir que el interés del hombre por querer saber su futuro no ha disminuido, sino que por el contrario se ha convertido en una de las mejores oportunidades de negocio del esoterismo. Tanto que, hoy en día, no es necesario contar con la presencia física del adivinador, sino que podemos hacerle nuestras consultas a través del teléfono o el internet.

Desde la antigüedad, el hombre siempre ha buscado la manera de adivinar el futuro. Una de las formas más utilizadas es la cartomancia, que consiste en tirar las cartas o naipes de una baraja e interpretarlas según como vayan apareciendo individual o grupalmente. De este modo, quién lanza las cartas responderá las preguntas de la persona que contrató sus servicios.

Para adivinar el futuro a través de la cartomancia se pueden utilizar dos tipos de cartas: los naipes normales y los naipes del tarot. Los naipes normales están conformados por 52 cartas que son las mismas que utilizamos para jugar o realizar trucos de magia. Eso sí, la persona que utiliza estos naipes para leer el futuro no debe utilizarlas para otros fines. Los naipes del tarot constan de 78 cartas y son empleadas únicamente para adivinar el futuro.



Sobre el origen del tarot existen diversas teorías. Para algunos se remonta a la época antigua de los faraones de Egipto. Para otros especialistas, el tarot apareció en el siglo XIV en Europa, cuando fue introducido por los gitanos o por los soldados que volvían después de haber luchado en la Guerra de las Cruzadas contra los musulmanes. Otra versión sostiene que el tarot se originó en Milán (Italia) en el siglo XV por alguna baraja descubierta con un diseño muy parecido a las del tarot.

¿Qué es el tarot? Es el uso de una baraja de naipes que contiene representaciones de conceptos en cada naipe y que en manos de un tarotista especialista sirve para adivinar no sólo el futuro, sino también el presente y pasado de la persona interesada.

La baraja de naipes del tarot está dividida de la siguiente manera: 22 naipes que forman los Arcanos Mayores y 56 cartas que constituyen los Arcanos Menores.

El primer grupo de naipes, los Arcanos Mayores, están numerados y cuentan con ilustraciones a colores (para darles un valor simbólico) que intentan representar la experiencia humana. Estas cartas son:

  •  
    • La Carta 1: El Mago.
    • La Carta 2: La Sacerdotisa.
    • La Carta 3: El Emperador.
    • La Carta 4: La Emperatriz.
    • La Carta 5: El Sumo Sacerdote.
    • La Carta 6: Los Enamorados.
    • La Carta 7: El Carro.
    • La Carta 8: La Justicia.
    • La Carta 9: El Ermitaño.
    • La Carta 10: La Rueda de la Fortuna.
    • La Carta 11: La Fuerza.
    • La Carta 12: El Colgado o el Ahorcado.
    • La Carta 13: La Muerte. Esta registrada sin nombre
    • La Carta 14: La Templanza.
    • La Carta 15: El Diablo.
    • La Carta 16: La Torre
    • La Carta 17: La Estrella.
    • La Carta 18: La Luna.
    • La Carta 19: El Sol.
    • La Carta 20: El Juicio
    • La Carta 21: El Mundo
    • La Carta 22 o también llamada Carta Cero por no estar numerada: El Tonto. 

El grupo de las 56 cartas de los Arcanos Menores está divididos en subgrupos de 14 cartas: Las Espadas que representan el pensamiento y la inteligencia; Copas que representan al amor y los sentimientos; Bastos que representan la vida y el fuego y Oros que representan lo material. En cada uno de estos subgrupos, las cartas se encuentran numeradas del 2 al 10 y las demás representan figuras y números. Por ejemplo, la carta 1 es el As; las otras cartas representan a la Reina, el Rey, la Sota (una persona joven) y el Caballero.



Dejar su comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies